gtag('config', 'AW-804952126');

La investigación fue realizada por 41 empresas del rubro energético, que en conjunto agrupan a más de 11.500 trabajadores. Aseguran que la participación femenina en la industria energética es sólo 23%

La ministra de Energía, Susana Jiménez, acompañada de la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, presentó el diagnóstico de las principales barreras y brechas en la inserción laboral de las mujeres en el sector energético chileno.

El diagnóstico, realizado durante 2018 en conjunto con el sector privado será el punto de partida del plan de acción de género que impulsará el Ministerio de Energía durante los años 2020-2022, y que está tipificado como meta en la Ruta Energética ministerial.

Este diagnóstico se realiza en el marco de la mesa público-privada conformada para fomentar la inserción de la mujer en el sector y donde ha participado desde su inicio.

Los resultados del diagnóstico muestran que la participación femenina en el sector energético es de 23%, frente al 77% que representa la fuerza laboral masculina.


 

Cargos y brecha salarial en el sector energético

En cuanto a los altos cargos, el 25% de los directores, el 10% de los CEO, 18% de los gerentes, 17% de los subgerentes son mujeres. En cargos intermedios, el 21% de los profesionales y el 9% de los operarios corresponden a este género. A su vez, la única área donde predomina la fuerza laboral femenina es en el área administrativa con un 51%.

Además, la investigación reveló que la tasa de contratación femenina es de 8.6 frente al 9.9 de los hombres, incluyendo contratos indefinidos, a plazo fijo y sistemas excepcionales. Se pudo constatar también que el 80% de las empresas participantes utilizan un lenguaje neutro inclusivo, que el 43% de estas empresas promocionan el reclutamiento de mujeres y que el 10% de las mismas, ofrecen cursos, rotación de puestos y oportunidades educativas para el género femenino.

Respecto de las remuneraciones, la brecha entre hombres y mujeres se hace más significativa en los cargos de gerencia y administrativos con un -38% en los salarios femeninos versus los masculinos, en los primeros y -40% en el área administrativa.

 

Lee la noticia completa aquí: Revista EI